07 febrero 2010

La Enfermedad inglesa del sudor, un misterio sin resolver.



El sudor inglés, también llamado sudor anglicus o pestis sudorosa, fue una enfermedad muy contagiosa y generalmente mortal, que afectó a Inglaterra en cinco oleadas durante los siglos XV y XVI. Y desaparecía de forma casi instantánea. Su síntoma principal era una sudoración severa, lo que le dio el nombre. No está claro qué tipo de enfermedad era, aunque se ha conjeturado con varia causas como algún tipo de gripe o por hantavirus. No atacaba a los bebés ni a los niños pequeños, y sus víctimas eran, mayoritariamente, varones.

A finales del siglo XV se presentó una mortífera plaga que causo una gran mortandad, la mortífera “Enfermedad Inglesa del Sudor” que continua siendo un misterio, de como se propaga y como se produce. El padecimiento afectaba principalmente a sujetos jóvenes, sanos y fuertes, del sexo masculino y de buena posición económica.
Enfermedades viejas y enfermedades nuevas, Ruy Pérez Tamayo

No existieron señales que atribuyeran esta epidemia, comenzó de forma repentina en los barcos con destino a los puertos ingleses, era el año 1485 y transportaban las tropas del Duque de Richmond. Los síntomas eran: Palidez, debilidad, estremecimiento, frío, accesos de fiebre y sudor, mucho sudor, síntomas que no duraban poco solamente dos a tres días, algunos morían otros pasado ese periodo critico mejoraban de inmediato.

La epidemia se extendió por toda la flota y después a su llegada a puerto contagiaron a sus familiares, a sus vecinos amigos y al pueblo en general. Muchos perdieron la vida por esta plaga, que se extendió por pueblos y ciudades.

Los gérmenes de las enfermedades hacen presa de la gente que está débil, agotada por el trabajo y mal alimentado que viven en barrios poco saludables, más esta enfermedad era selectiva, y exigente porque elegía a las clases sociales altas y media. Los primeros y morir en Londres fueron el Lord Mayor (Alcalde) y sus concejales, más no fueron los únicos afecto a más de la mitad de la población y algunas ciudades perdieron más del tercio de de sus habitantes. Lo más extraño es que en los vecinos territorios de Escocia e Irlanda, no llego esta enfermedad, no la hubo en Europa, a pesar del trafico marítimo constante. Solo los ingleses eran perseguidos y destruidos, los extranjeros en Inglaterra no enfermaban mientras los ciudadanos ingleses sudaban y morían, en los puertos franceses lo marinos ingleses estaban afectados y ningún francés enfermo. Llego de forma inesperada y así marcho.

Una década después se produjo un nuevo rebrote que duró semanas, volvió de nuevo, y otra vez más en medio siglo el Sudor Ingles, llegó y se fue cuatro veces, después no se volvió a saber nada en Inglaterra. Misteriosamente no volvió nunca más

En 1528 la Enfermedad del Sudor invadieron el continente europeo y llevaron la muerte a muchos ciudadanos y no esta vez a los ingleses. Su comportamiento fue muy extraño: afecto a los franceses, alemanes donde provocó más de un millar de muertes en una semana, llegó a los holandeses, se extendió a Suecia, Suiza, Dinamarca y Noruega, Lituania, Polonia y Rusia, Bélgica y Países Bajos. En cada lugar la infección no duró mas de un par de semanas, y antes de finalizar el año había desaparecido, excepto en el este de Suiza, donde permaneció hasta el año siguiente, afecto a los turcos que en esa época estaban en guerra contra Austria y tenían cercada la ciudad de Viena, los turcos huyeron aterrorizados, los austriacos capturaron prisioneros, saquearon las tiendas abandonadas por los turcos, llenas de muertos y moribundos, pero la enfermedad los ignoró. No volvió a aparecer en la Europa continental, donde se conoció como Peste inglesa.

Esta plaga fue estudiada por los médicos John Caius y Euricius Cordus: Esta sorprendente Enfermedad del Sudor inglesa. No se había conocido antes de 1485 ni volvió a conocerse después de 1552. Desapareció de la historia de la medicina y no ha vuelto, a menos que lo haya hecho bajo la forma de gripe epidémica.

Los brotes ocurrían en verano, desapareciendo al llegar el otoño, los pacientes fallecían entre cuatro y doce horas después de manifestar los primeros síntomas; la mayoría de los pocos que conseguían superar las 24 horas sobrevivieron. Las causas de la enfermedad son desconocidas, aunque algunos estudiosos han culpado a las aguas residuales y a la falta de higiene

La epidemia de sudor inglés comenzó a principios del reinado de Enrique VII, en Londres provoco una gran mortandad. Esta alarmante enfermedad era muy diferente a la conocida peste, que fue de muy rápido y a menudo mortal curso.

Una enfermedad similar, conocida en el Reino Unido como Picardy sweat, se produjo en Francia, Italia y Alemania entre 1718 y 1861; afectaba durante un período de una a dos semanas y era menos mortal, además de ir acompañada de una erupción cutánea.